jueves, 22 de mayo de 2008

El espiritú del 68 sigue en pie

En estos días estamos asistiendo a dos conmemoraciones de muy distinto tipo de los acontecimientos del mayo del 68.

Por un lado, por parte del rectorado, se recuerda de forma nostálgica lo acontecido, con mesas redondas y conciertos para aquellos que antaño levantaban las baldosas que hoy pisan cómodamente. No todos, aunque sí una gran mayoría han abandonado la lucha dejando el espíritu del 68 como un agradable recuerdo fosilizado en la memoria, sin consecuencia alguna y finalizado el 31 del mes en el que empezó, y que ahora cuentan, orgullosos, a sus hijos.

Por otro lado, en las facultades, se vive una conmemoración mucho más fiel a dichos acontecimientos. Los estudiantes, aunque no lo vivieron, sienten más profundamente el espíritu de aquellos días y continúan la lucha que muchos de sus mayores han abandonado.

Si alguien confunde el espíritu del 68 exclusivamente con las revueltas de Paris del mismo año, o con unas simples algarabías en la Complutense en un mes de primavera, es que desconoce lo que supuso el 68 o que “el árbol quemado no le deja ver el bosque talado y vendido” o que su cerebro este programado por un pensamiento mediático que solo obedece a la lógica de aniversarios de cifra redonda, funerales y premios acompañados de palmaditas en las espalda por parte de viejas glorias.

Nosotros sostenemos que muchas de las reivindicaciones que se hicieron en aquel año todavía hoy, cuarenta años después, tienen aun más vigencia si cabe. Por lo tanto, continuamos la lucha y animamos, a todo aquel que quiera sostener aquel espíritu, a unirse a reivindicar una universidad pública lejos de las negras manos del capitalismo y las empresas que hoy se ciernen sobre ella bajo el amparo de la LOU.

Porque continuar la lucha, es el mejor homenaje posible:
"Diguem no a Bolonya!” , ¡digamos no a Bolonia!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y cuando nos vamos a poner de acuerdo todas las facultades para hacer algo que llame la atencion y q permita que seamos oidos?? hay que actuar. Encierro ya! o lo que sea

JESÚS ZAMORA BONILLA dijo...

Decir no está muy bien. Pero me gustaría que publicarais también cómo queréis que SÍ sea la universidad.

Nacho Hidalgo dijo...

Nuestra alternativa a Bolonia, siempre ha sido muy clara y es justo lo contrario, es decir, en lugar de una ley impuesta no consensuada y ni siquiera informada, abrir un democratico proceso de debate en la que la universidad lejos de ser excluida sea la principal paricipante, para construir entre todos un marco legal en el que la Universidad Publica sea realmente Publica y pueda ofrecer una educación de calidad.

Anónimo dijo...

Diguem no a Bolonya! no Diguem no a Bolonia. Por favor, cambiadlo.

Anónimo dijo...

Gracias por cambiar Bolonia por Bolonya. Ahora toca corregir digem por diguem en el último párrafo. Gracias.

Víctor dijo...

"Anónimo", gracias a tí.

Realmente sólo queríamos testar la asiduidad con la que entras al blog. Las faltas de ortografía eran intencionadas. Somos así, capaces de sacrificar el lenguaje escrito en beneficio de controles totalitarios sobre nuestros lectores.

Gracias de veras.